Alternancias modales en las subordinadas sustantivas: ¿indicativo o subjuntivo?

Traducción y lingüística

       ¿Se han topado alguna vez con oraciones en las que no queda del todo claro si el predicado admite indicativo o subjuntivo? Pues existen alternancias que, según el sentido  que los predicados induzcan en el contexto, nos pueden dejar con esta duda. Un ejemplo clásico y simple se da con el verbo sentir: si se usa como verbo de percepción con una acepción similar a la del verbo notar, se construye con indicativo, como en Justo en ese momento sentí que él me miraba despectivamente. No obstante, cuando el sentido equivale al verbo lamentar, elige el subjuntivo: Siento que no se lo pueda conseguir

Lista de casos:

       A continuación les presento una lista de los deslizamientos de sentido más notables entre las clases semánticas de predicado que obtuve de la sección 25.3.3  de la Nueva gramática de la lengua española: Manual publicado por la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española. Recuerden que con el indicativo se acentúa el valor informativo de la subordinada, mientras que con el subjuntivo el contenido se presenta como ordenado, enjuiciado, valorado en función del predicado principal.

Gramática, subjuntivo, indicativo

Comunicación o influencia:

       En el indicativo, los verbos transmiten estados de cosas que se tienen por ciertos, al contrario de lo que sucede con el subjuntivo, que introducen peticiones, órdenes, sugerencias y otras formas de solicitar o requerir de alguien alguna actuación.

a) Le dijo que llegó temprano.

b) Le dijo que llegara temprano.

Pensamiento o intención:

       Este es un caso sutil en el que la elección de modo radica entre una manifestación de lo que se cree o piensa y una toma de postura o una decisión.

a) Yo pensaba que terminarías la traducción a las 3 p.m.

b) Tenía pensado que revisaras las traducción a las 3:15 p.m.

Entendimiento en contraste con estimación o empatía:

       Analicemos estos dos ejemplos:

a) Comprendí que estaba loca.

b) Comprendo que no estés de acuerdo conmigo.

       En el ejemplo del primer inciso, el predicado introduce contenidos aseverados, percibidos como verdaderos o presentados como nuevos en algún fragmento del discurso. Por otra parte, en el segundo inciso, a la vez que se expresa aceptación y aquiescencia, lo que se intenta manifestar es el trasfondo informativo que el hablante y el oyente comparten, o bien que el emisor desea presentar como tal. 

Verbos de percepción: ver, mirar, imaginar

Percepción contra intención o voluntad:

       Si predomina el sentido inactivo en el predicado de los verbos de percepción , como recibir información relativa a lo que sucede, usamos el indicativo, pero, si se impone la acepción intencional, como poner voluntad, esmero o diligencia en alguna cosa, usamos el subjuntivo.

a) Siempre veía que todo estaba ordenado.

b) Siempre veía que todo estuviera ordenado.

Aserción o justificación:

       Si consideramos dos situaciones con explicar, vemos que, como verbo que se asemeja a uno de lengua, se usa el indicativo: Tu novia te ha explicado que las cosas han cambiado. En cambio, en Eso explica que las cosas no sean como antes, se desea introducir la causa o razón de algo. 

Afección o aserción:

       En ocasiones, más frecuentemente en el español americano que en el europeo, los verbos de afección se construyen en indicativo; así, los hablantes desean resaltar el contenido informativo de la subordinada: Me alegro de que terminaron ya el trabajo

Temor o sospecha:

Temer suele construirse con subjuntivo en su complemento: Temo que alguien se lo diga. Cuando expresa sospecha o recelo, elige el indicativo: Me temo que tendrán problemas.

      Espero que esta lista les sea útil cuando afronten estas situaciones. Los invito cordialmente a que aporten algo en la sección de comentarios.